Me nominaron y postulé al Global Teacher Prize Chile 2021

nominación al premio GTP

El Global Teacher Prize, es conocido mundialmente como el “Nobel de la enseñanza”. Es un premio otorgado por la Fundación Varkey y que es organizado en nuestro país por Elige Educar. En general, con este premio se busca reconocer a docentes del país que están transformando la vida de sus estudiantes y sus comunidades desde prácticas innovadoras.

Por primera vez, hace un par de semanas recibí una nominación por parte de una apoderada que es abuelita de tres de mis alumnos. Fue un alto honor para mí, y el siguiente paso consistía en la Postulación… etapa que culminé esta tarde.

De acuerdo a las bases del concurso, los criterios de evaluación son los siguientes:

● Contar con logros educativos significativos en el aula y más allá de ésta, con

sus estudiantes.

● Contar con reconocimientos por su labor como docente por parte de colegas,

directivos, entre otros miembros de la comunidad, o bien, a través de

evaluaciones o reconocimiento nacionales, regionales, locales, entre otros;

● Preparar a sus estudiantes para que sean ciudadanos/as globales, en un

mundo en el que se encontrarán con personas de diferentes religiones,

culturas, nacionalidades, entre otros;

● Emplear prácticas educativas innovadoras y eficaces, logrando resultados de

aprendizaje inusuales y demostrables en el aula y fuera de ella;

● Desarrollar y compartir con su comunidad estrategias eficaces para el acceso

a una enseñanza y aprendizaje de calidad en niños, niñas y jóvenes que

provengan de todos los contextos;

● Contribuir al mejoramiento y/o reconocimiento de la labor docente o

incentivar a otros/as a que emprendan esta labor.

De acuerdo a dichos criterios estoy lejos de ganar, pero valoro todo este proceso y al llenar la postulación he sido motivado a perfeccionarme como profesor y a crecer en varias áreas como profesional.

Mi puntaje en la Prueba de Conocimientos Específicos y Pedagógicos, del CPEIP

prueba CPEIP

Una nueva alegría en mi carrera profesional: Hoy conocí los resultados de la Prueba de Conocimientos Específicos y Pedagógicos, que rendí ante el CPEIP, de manera presencial, en diciembre del año pasado.

Me inscribí y di la prueba correspondiente a mi nivel: Profesor de Educación Básica-Generalista-Primer Ciclo. Obtuve un puntaje de 3,73 (lo máximo es 4) y corresponde a un Nivel de logro A (Logrado. “Cumple a cabalidad con el estándar esperado”).

Antes no había visto cómo se entregaban los resultados, así que les comparto una captura de pantalla, para quienes le interesa verla:

Captura de pantalla de la página oficial

Si a este puntaje A se suma una B en mi Portafolio, más los 9 años de experiencia profesional que tengo, me da como resultado el ser encasillado en el Tramo de Experto 1, de acuerdo a la siguiente tabla:

Mi última reflexión apunta a que si hubiera tenido 3 años más de experiencia, con estos resultados hubiera sido Experto 2. Hubiera sido muy bueno, pero no pienso arrepentirme de los 10 años que estuve alejado de la docencia, para dedicarme al ministerio pastoral y misionero.

En fin, espero que sea de utilidad lo que comento en esta entrada, y si quieren saber cómo me preparé o si tienen otra duda, me pueden escribir a santiago.castro@colegioebenezer.cl

La última noticia: Soy Experto 1

Experto 1

Esta tarde recibí esta importante noticia: El CPEIP me certificó como Experto 1, lo que me honra y me da una gran alegría. Pude alcanzar este tramo en la carrera docente, tras haber participado por primera vez en el año pasado en el proceso de Evaluación Docente, que hace algunos años se aplica a los profesores de Chile.

Debido a mi edad no estaba obligado a ser evaluado (algunos o muchos prefieren no participar en este proceso que puede ser muy tenso y que en algunos casos ha tenido como consecuencias la marginación de profesores del magisterio), pero de todos modos me inscribí. Y una vez inscrito, vino la pandemia por Covid-19 y se resolvió por ley que la Evaluación Docente sea para todos una instancia voluntaria. Una vez más, quise seguir adelante y a fin del año pasado entregué el Módulo 1 y 3 (el módulo 3 no era obligatorio, pero lo presenté de todas maneras), y en diciembre rendí la Prueba de conocimientos específicos y pedagógicos, que tiene buena fama de ser difícil. Recuerdo que yo salí de ella con la sensación de haber contestado al menos una 50 de las 60 preguntas (y al parecer estuvo bien mi cálculo).

Hoy, entonces tomé conocimiento de mi nuevo tramo, lo que tiene además consecuencia de aumento en las remuneraciones, más allá del honor de ser reconocido como tal.

Ahora, ¿qué significa ser Experto 1?

En la página oficial del CPEIP del Ministerio de Educación, lo describen así:

Tramo voluntario que da cuenta de un docente que cuenta con experiencia, competencias pedagógicas y conocimientos disciplinarios por sobre lo esperado para un buen ejercicio profesional docente. Los docentes que se encuentren en este tramo tienen acceso preferente a funciones de acompañamiento y liderazgo pedagógico.

Como lo dice el texto, ya no estoy obligado a ser nuevamente evaluado en mis competencias pedagógicas, pero como soy fanático de la educación, es probable que unos años más me evalúe de nuevo, con la expectativa de ser Experto 2, que es el tramo más alto, y al que no puedo optar aún porque se requiere tener 12 años de experiencia como profesor y yo solo tengo 9, debido a que por más de 10 años estuve alejado de la docencia, mientras estaba dedicado al ministerio misionero y pastoral.

Por último, algo anecdótico me sucedió en este proceso evaluativo: Debido a mis cambios de ciclo en educación básica, a mis cambios como profesor de distintas asignaturas en los últimos 3 años, y a la falta de clases presenciales en el año pasado, seguí esta ruta:

  1. Me inscribí como Profesor generalista de Primer ciclo (1° a 4° básico).
  2. Rendí la Prueba de Conocimientos Específicos y Pedagógicos, en este nivel.
  3. No pude dar el Módulo 1 como profesor generalista porque no tuve clases presenciales el año pasado (ni en el segundo semestre del 2019), así que tuve que entregar mis planificaciones como Profesor de Ciencias Sociales de 2° ciclo (en concreto, de 8° básico).
  4. El Módulo 2 (Clase grabada) la preparé como Profesor de Educación artística y de Tecnología, pero por falta de clases presenciales nunca me vinieron a grabar.

Me río al pensar que con tantos cambios, no sería extraño que el año que viene ¡sea profesor de educación física!

Eso es todo por hoy, pero no quiero cerrar esta entrada sin dejar agradecer a Dios y a quienes fueron un puntal para salir adelante en este proceso.

3 razones para visitar Patreon

patreon santiago castro

Desde Febrero del año 2018 soy parte de Patreon. Hoy te contaré cuáles son las 3 razones por la que recomiendo esta plataforma:

  1. Porque Patreon hizo revivir la antigua idea del Renacimiento del siglo XVI, en que había Mecenas que “apadrinaban” a los artistas como Miguel Ángel, permitiéndoles que se dediquen a su labor artística sin tener que tomar tiempo realizando otros trabajos para conseguir ingresos para costear sus gastos cotidianos.
  2. Porque Patreon es una especie de vitrina en la que tú puedes hallar a muchísimos creadores a quienes podrías apoyar. Hay artistas de todo tipo, que estarán más que felices de recibir apoyo de sus seguidores.
  3. Porque Patreon me ha permitido hasta la fecha solventar los gastos del dominio y del hosting de mi sitio web (este mismo, el que estás leyendo en este momento)… y no alcanzo a imaginar lo que podría hacer al recibir el respaldo de nuevos mecenas.

Puedes visitar mi espacio en Patreon, haciendo clic AQUÍ.

Traductor español – creole

traducir español creole

Hoy tuve mi primera experiencia de traducción al idioma de los haitianos: el creole. Todo comenzó cuando la inspectora de mi colegio me pidió ayuda para hacer un folleto de promoción de matrículas para kinder y prekinder, teniendo en vista a familias de migrantes.

Se me ocurrió que el titular podría escribirlo en castellano y en creole, y así lo hice. La inspectora mostró el folleto que hice en Canva.com al equipo directivo y ellos sugirieron que todo el folleto podría estar en ambos idiomas. ¡Lindo desafío para este diseñador aficionado!

Pensé que podría existir un programa para traducir textos y hallé esta dirección: https://www.translator.eu/espanol/criollohaitiano/traductor/ Fui traduciendo uno a uno los textos hasta que tuve las dos versiones. Se veía bien, pero necesitaba una confirmación a través de la revisión de un nativo de Haití. En ese momento me acordé que el año pasado ayudé a un apoderado haitiano de mi colegio con su cuenta institucional, y lo llamé para pedirle que lo revise. Él lo examinó y encontró 3 errores, que de inmediato corregí.

El resultado final es el siguiente:

¿Qué te parece esta experiencia? Este folleto es de dos caras y espero que sirva para contactar a más niños… y si se matriculan gracias a este contacto… ¿no estaría mal, cierto?

Primer Torneo de Ajedrez

torneo de ajedrez

Confieso estar muy emocionado. Esta tarde, tras 2 meses de haber estado enseñando y entrenando en el juego del ajedrez a 6 niños de mi block -que nunca habían jugado a este deporte ciencia- concluyó la etapa con la premiación del Primer Torneo Infantil realizado en nuestro condominio social, acá en las alturas de Rodelillo (uno de los grandes cerros de Valparaíso).

Todo partió cuando Emilio, de 7 años, nos dijo a Ruth y a mí, que estaba aburrido. Yo le pregunté si quería aprender a jugar ajedrez y ahí partió esta aventura, que enganchó a él y a 5 niños más, cuyas edades fluctúan entre 6 y 10 años.

Fue tanto su interés que no había día que no me fuesen a buscar al departamento. Yo tenía dos tableros grandes de ajedrez (que los usé en un taller en el Colegio Diego Thomson, en el año 2018) y debido al interés de los chicos, compré 3 más, pensando en la idea de hacer una simultánea y un torneo a corto plazo.

De repente escuché que uno de los niños llamado Cristofer quería que le compren un ajedrez, y se me ocurrió ayudarle a tener uno como el mío, así que conversé con su papá y le di a un precio menor al costo uno de los míos (que todavía estaban en su envoltorio original, sin uso). A él le encantó, y lo mismo hice con otro niño.

Una de las más fanáticas fue Monserrat, quien venía a la casa de su primo los fines de semana y aprovechaba de aprender a jugar mejor. Ella, al igual que los demás, me pedía que les entrene y yo lo hacía con mucho gusto. En esto también ayudó Susana (a veces ella iba sola a jugar con los niños).

Después de un tiempo, llegó la hora de organizar el torneo. Le propuse la idea a mis aprendices (ellos me llaman Maestro) y a ellos les encantó. Compré unas lindas medallas por internet y partió el certamen.

La modalidad elegida fue “Todos contra todos”, de modo que cada uno tuvo que jugar 5 partidos, en los que hubo victorias, derrotas y tablas (empates). Para asegurar el cumplimiento de las reglas, todos los partidos fueron jugados en presencia de un árbitro. En esto, mi hijo Samuel, de 18 años, tuvo un rol primordial, ya que él y yo fuimos los árbitros.

Finalmente, se jugaron todos los partidos y el resultado fue que Cristofer tuvo el primer lugar, al ganar sus 5 partidos, a buen nivel. El segundo lugar lo obtuvo su prima Monserrat, con 3,5 puntos; y el tercer lugar fue para Emilio con 3 puntos (los demás obtuvieron 1,5, 1,5 y 0,5 puntos.

Esta tarde tuvimos una pequeña ceremonia con marcarilla y alcohol gel, en la que entregamos las medallas. Fue un momento muy significativo para todos los presentes. Don Carlos Villalón, presidente de nuestro Block, fue quien entregó la medalla de oro al primer lugar.

Que Dios bendiga a estos niños. Que los libre de la violencia, de la droga, y de tantos males a los que pueden estar expuestos en este mundo. Y que sigan mejorando en este hermoso juego, que como se dice, ha sido el único que ha sobrevivido a nivel mundial durante la pandemia.

Escuela de Educación en Jucum: Mi mejor graduación

certificado Santiago Castro

Efectivamente, este jueves 25 de febrero del año 2021 participé en la mejor graduación en la que he participado en toda mi vida.

A mis 51 años de vida, ya me he graduado en varias instancias como por ejemplo en la universidad, en el seminario teológico o en capacitaciones misioneras, pero francamente nunca había estado tan emocionado al graduarme como me ocurrió en esta ocasión.

Como puedes ver en la foto del certificado, se trató de la Escuela de Educación, impartida por Jucum Transforma, entre el 17 de enero y el 25 de febrero. Eran jornadas extensas, que podían partir a las 8:30 o 9:00 hasta las 13:30, para seguir tres veces en la tarde otro par de horas, en trabajos en proyectos y reinterpretación, en grupos.

De principio a fin fue una capacitación online, en la que tuvimos maestros desde Estados Unidos, Brasil y Chile. Los alumnos éramos más de 30, entre los cuales había algunos que se unían a las sesiones por Zoom desde México y Perú.

La mayoría de los alumnos eran mujeres. La mayoría éramos profesores/as, pero otros no. Muchas eran mamás homeschool (yo también soy papá homeschool). Unas eran más artistas, otras eran intercesoras, unas más tecnológicas que otras, pero todos y todas fueron un gran aporte en nuestro curso. Indudablemente, llegamos a ser un grupo muy unido, en el que ser formaron hermosas nuevas amistades.

Lo mejor

Creo que lo más importante para mí es que me he convencido más que Dios me ha llamado a servir como misionero en el área de la educación. Recuerdo que hace unos 4 años escuché este concepto, y con esa idea en la mente me vine a Valparaíso, pero anhelo que en este año pueda concretarse ese llamado en mi experiencia profesional en el colegio donde me desempeño.

Otro de los conceptos ancla fue el de reinterpretación de los contenidos de aprendizaje desde una cosmovisión bíblica. Creo que esto dará para una nueva publicación.

En fin, la capacitación fue agotadora pero sumamente edificante. Esperamos que el año siguiente podamos todos ser parte del Módulo 2, y que todo sea para la gloria de Dios.

Taller de ajedrez en mi Block

taller de ajedrez

Conversando con un vecinito de unos 7 años, me di cuenta que podría aprender a jugar ajedrez. Le pidió permiso a su papá, su mamá le prestó dos pisos para sentarnos y yo bajé con mi tablero de ajedrez.

Él me sorprendió con su gran capacidad para aprender. Al terminar, le comenté que todavía hay mucho más para aprender, ante lo cual me preguntó: ¿Usted es mi maestro?. Le respondí que sí, me despedí, y él me dijo “Chao, maestro”.

Aprender a dibujar a los 51

aprendiendo a dibujar

Año nuevo, aprendizaje nuevo. Así es, pensé que sería bueno aprender a dibujar con tal de tener un repertorio de ilustraciones para incluir en mis clases con los alumnos que tendré en este año. Tomé modelos de Pinterest y de Youtube, también seguí algunos tutoriales de ilustradores, y como resultado, llené unas cuantas páginas de una croquera que me regaló mi hija.

Nunca me he caracterizado por hacer dibujos, pero me agrada la idea de aprender en áreas no exploradas. Estoy contento con la experiencia. Noto que tengo más coordinación y más agudeza en la percepción, la memoria visual y el dibujo en sí… que son las 3 habilidades básicas para avanzar en esta tarea.

Rendí la Prueba de conocimientos específicos y pedagógicos.

Evaluacion

Así fue. Hoy, sábado 12 del 12 di la esperada prueba, que forma parte de mi proceso en la Evaluación Docente 2020. Debido a que estoy inscrito como Profesor generalista de Primer Ciclo, en esta prueba me preguntaron sobre Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Matemática y Lenguaje y Comunicación.

Para quienes no conocen este proceso, les cuento que esta vez el instrumento contó con 60 preguntas de selección múltiple (ninguna pregunta abierta, a diferencia de años anteriores). Nos dieron un poco más de dos horas para contestar, de modo que alcancé a revisar todo lo que quise y me sobró tiempo (entregué mi documento a las 2 horas).

Salí con la sensación de haber rendido una buena prueba. Calculo que tengo al menos 50 respuestas correctas, de 60 (ojalá no esté tan lejos de la realidad). Hace tiempo no daba pruebas tan largas. La última vez fue la que di en diciembre del año 2018, cuando aprobé el curso de Educador de Google de Nivel 1. Recuerdo que en esa ocasión no me sobró tiempo y que era bastante difícil.

¿Que cómo me preparé?

Leer más