Alumnos ayudantes en clases de Tecnología, 5° básico.

ayudantes en tecnologia

Estuve revisando las respuestas de mis alumnos en la última evaluación de Tecnología de 5° básico, y me gustaría mostrarte algunos hallazgos dignos de ser comentados, especialmente en cuanto a la labor que realizan los alumnos ayudantes.

Preámbulo:

Al trabajar en algunos proyectos, me di cuenta hace algunas semanas, que los alumnos en general necesitaban aprender a medir correctamente en cm y mm usando su regla. Planifiqué mis clases a fin de enseñarles, teniendo en cuenta que esto servirá más adelante como fundamento del dibujo técnico (que es parte de Tecnología) y que es muy buena idea integrar esta asignatura con Matemática.

Durante mis clases, incorporé el recurso humano de tener alumnos ayudantes. La dinámica fue la siguiente: después de modelar yo mismo una actividad de medición, les asignaba una tarea o desafío. Todos se ponían a trabajar y, a los primeros que cumplían el desafío, les preguntaba si les gustaría revisar lo realizado por otros compañeros y ayudar a quienes lo necesiten. Por lo general, están dispuestos a ayudar, y así es como a veces éramos unos 5 “profesores”, repartidos por la sala, envueltos en una interesante espiral de trabajo.

¿Y qué tiene que ver esto con la evaluación?

Resulta que por primera vez incluí en un ítem de reflexión una pregunta sobre el aporte de los alumnos ayudantes. Para mayor claridad, te comparto el texto del encabezado:

Reflexiona acerca de tu experiencia efectuando mediciones. Expresa tu reflexión, contestando las siguientes preguntas:   1) ¿Cómo consideras que resultó tu trabajo en el Ítem I? ¿Por qué?   2) ¿Qué pasos se deben seguir para medir correctamente en cm y mm? 3) ¿Qué problema podría surgir si un profesional midiera mal en un proyecto importante? Explica.  4) ¿Qué opinas de la labor que han realizado algunos compañeros como ayudantes en esta asignatura?

En la primera pregunta les pido que autoevalúen las mediciones que realizaron en el Ítem I; posteriormente, tienen que explicar el procedimiento que usan para medir (partir de un punto de origen, cómo sostener la regla, etc.); en tercer término, explican un problema surgido por efectuar mal una medición (por ejemplo, respondieron que se puede caer un puente, se puede inclinar una casa o pueden despedir al profesional); y en la cuarta pregunta valoran el aporte de los ayudantes.

Ejemplos de respuestas a la pregunta número 4, sobre los compañeros ayudantes en Tecnología:

  • “Muy bueno. Me ayudaron bastante y gracias a ellos puedo medir correctamente”. (Esta fue la primera respuesta que leí, y que me motivó a escribir este post. Aclaro que recuerdo que este niño recibió ayuda de otros en clases y les cuento que realizó sin errores todas las mediciones en el primer ítem).
  • “Me ayudaron midiendo con cm y mm con el profe”.
  • “Bien, porque me ayudan a aprender y comprender cómo lo puedo lograr”.
  • “Yo encuentro bien lo que hicieron porque así ayudan a los compañeros que les cuesta”.
  • “Que está bien porque el profesor no puede ir de allá para acá, pero los alumnos ayudantes hacen que no se apure para ayudar a los demás”.
  • “No mucho porque no ayudan a todos y se ponen a conversar, pero no todos”.
  • “Que les gusta ayudar y siempre quieren ayudar y espero que sigan así”.
  • “Me parece súper bueno porque nos ayudan a saber lo que no sabemos”.
  • “Yo opino que los compañeros ayudan mucho, pero algunos ayudantes se ponen a jugar y eso no ayuda, solo desconcentra”.
  • “Lo hicieron bien, y cuando me ayudaron, sí me ayudaron”.
  • “Bien, pero lo que falta es que más compañeros participen y no siempre los mismos. Mi idea es que haya una lista de nombres desde la A hasta la Z”.
  • “Yo creo que han cumplido una labor importante al ayudar a los compañeros”.
  • “Muy bueno porque son muy amables y porque si uno no sabe medir, ellos lo pueden ayudar”.

¿Qué os pareció esta experiencia? Te invito a escribir tu comentario al final de esta entrada.

La dicha de ser profesor

Esta mañana como colegio realizamos una salida pedagógica a un sector patrimonial de Valparaíso. Visitamos lugares que se encuentran tan solo a 15 km de distancia del colegio, pero que para muchos estudiantes de educación básica, eran hasta ahora desconocidos.

Realmente fue emocionante para mí, enseñar tanto en tan poco tiempo: mientras viajábamos en el bus y a medida que recorríamos la Plaza Victoria, el Museo de Historia Natural de Valparaíso, el Ascensor El Peral, y algunos paseos de los cerros Alegre y Concepción.

Me impresiona que varios de mis alumnos de 5° nunca se hubiesen subido a un ascensor (funicular típico del puerto), ni conociesen el museo y hayan visitado los murales de los cerros más turísticos de Valparaíso.

Una de las cosas que les escribí en un mensaje a mis apoderados fue que les insto a visitar esos y otros lugares de la bella zona donde Dios nos ha concedido vivir. Ojalá reciban el consejo e inviertan en el desarrollo cultural de sus hijos.cerro alegre colegio

De regreso a las pistas

de regreso a las pistas

Siento que este año estoy volviendo a vivir la dicha de ser profesor.

Estoy en un nuevo colegio y tengo nuevas esperanzas de poder dar un mejor servicio a mis alumnos y de disfrutar de esa experiencia.

Cuando trabajé en mi primer colegio, en el sureño Temuco, me auto nombré Profesor Bandurria, básicamente porque es mi profesión y porque me gustan las bandurrias, y recuerdo con alegría que mis queridos alumnos me llamaban y me saludaban así:

  • ¡Buenos días, niños y niñas!
  • ¡Buenos días, Profesor Bandurria!

Todavía no me conocen así en mi actual colegio, pero en cualquier momento me daré a conocer… cuando me sienta más en propiedad en mi cargo y con más confianza.

Propósito de ese blog.

Quiero dedicarme a subir publicaciones relacionadas con mi práctica profesional, con la educación en general, y con recursos que puedan ser de bendición para otros.  ¡Bienvenidos!