icono de blog Profesor Bandurria

Profesor Bandurria

icono de blog Profesor Bandurria

Profesor Bandurria

Palabras de despedida de mis alumnos

palabras de despedida

Faltaban 5 minutos para que termine la clase de hoy, cuando les dije a los niños que iba a hacer mi ceremonia de despedida. Era la última clase de mi reemplazo con 4° básico. Este reemplazo duró 3 semanas y consistió en que tomé las clases de lenguaje, matemáticas, ciencias sociales y naturales.

Yo disfruté intensamente dando todas esas clases. Muchísimas veces tuve momentos emocionantes al interactuar con mi alumnos. Y hoy no fue diferente. Te explico.

En primer lugar hice un reconocimiento verbal a dos niños y a una niña que habían tenido una participación destacada en la clase de hoy (por demostrar espíritu científico, por descubrir estrategias cognitivas para responder preguntas y por elevar su nivel de respuesta).

Luego di otros comentarios generales y ofrecí un espacio para que los estudiantes me den sus “Palabras de Despedida”, partiendo por los que estaban conectados desde sus casas vía Google Meet.

Varios levantaron la mano para hablar, y algunas citas textuales de lo que me dijeron (las tomé de la grabación de la clase), fueron las siguientes:

“Yo le quiero dar muchas gracias al profe Santiago porque nos enseñó muchas cosas que nos van a servir para la vida. Es un muy buen profe y a mí me gusta como enseña”.

“Usted es un buen profe que nos ha enseñado demasiado, y eso lo agradezco porque he aprendido harto. Quiero que siga así y que el Señor le bendiga”.

“Que lo vamos a extrañar, que nos enseñó mucho y que le vaya bien en la vida”.

“Gracias por enseñar tanto. Es el profesor más simpático que he tenido yo, de verdad, el más amoroso. Que nos volvamos a ver en 5° básico”.

“Estoy contenta de que usted hubiera estado aquí con nosotros porque usted ayudó mucho a los niños que más le costaba, y encuentro que usted es un muy buen profesor… y que el Señor lo bendiga”.

“Usted es un buen profesor y me enseñó a hacer las cosas que no sabía hacer”.

“Usted es un muy buen profesor. Es muy simpático. Me dan gusto sus paréntesis (nota: se refiere a mis anécdotas o historias que les contaba)”.

“Le agradezco mucho por haberme enseñado a mí. Porque cuando usted llegó, aprendí más cosas de lo normal”

“Muchas gracias por enseñarnos todo, porque he entendido mucho más con todos los juegos online, y que han estado todas sus clases muy entretenidas y que he entendido mucho más…”

Mis palabras finales fueron:

“¡Para llorar, esto! Muy lindo. Que Dios los haga sabios. Que se cuiden entre ustedes, que cuiden a otros, que sirvan a Dios, que amen a su familia y que tomen las mejores decisiones en la vida”.

Querido lector, ¿entiendes porqué me gusta tanto ser profesor?

Santiago Castro Leguizamón

Santiago Castro Leguizamón

Profesor básico

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario