Mini científico en formación

Vamos por parte.
Ayer, en la escuela, los estudiantes de cuarto básico escribieron sobre ellos y acerca del modo en que quieren aportar a la sociedad. Uno de ellos declaró su deseo de ser arquitecto -“para darle hogar a las personas que necesitan”-, y otros también dieron buenas ideas, pero, al estudiar las bases curriculares de ciencias naturales, hoy noté que ninguno declaró querer ser un científico.

Así que ya se imaginarán cuál fue mi sorpresa cuando hoy un alumno (que había faltado ayer a clases), interrumpió nuestra lectura sobre “Los fósforos” para decirme que podríamos hacer un experimento con los fósforos de sobrevivencia, para ver si realmente son a prueba de agua.

En el momento, me limité a darle la mano como muestra de felicitación, pero más tarde le encargué que investigue en casa y que el lunes dé frente al curso una mini disertación de este tipo especial de fósforos.

¡Hey, si resulta… será inolvidable para nosotros!