icono de blog Profesor Bandurria

Profesor Bandurria

icono de blog Profesor Bandurria

Profesor Bandurria

Profesor reemplazante de inglés

profesor de ingles

Hoy terminó mi reemplazo de dos semanas como profesor de inglés en mi escuela. Tuve la oportunidad de dar clases en 2°, 4°, 5° y 6° básico… y en resumen, fue una experiencia emocionante.

Nunca antes había enseñado inglés, pero me animé porque -como le dije a mis alumnos- estoy estudiando una hora de inglés al día, desde el mes de agosto del año pasado, como parte de mi preparación para ir a visitar en el próximo verano a mi amigo Gustavo, que vive en California.

Quiero registrar algunas lindas experiencias que tuve:

  • Reconozco que fui un motivador para mis alumnos. Ellos lo captaron muy bien. Les conté de los niveles de certificación en inglés (de A1 a C2), y de la importancia de mejorar en las distintas habilidades en el dominio de la lengua (por ejemplo, en speaking, en listening o en gramática).
  • A los alumnos de 5° les enseñé cómo decir la hora… pero de paso muchos aprendieron cómo ver la hora en un reloj análogo.
  • En la práctica fui aprendiendo varias cosas, como por ejemplo, algunas ideas sobre metodología o didáctica. Usé recursos online, guías impresas, juegos, hice unos dictados, mini encuestas, simulaciones, establecer relaciones, crear oraciones, etc.
  • En el cierre de la clase con 4°, esta mañana les pregunté qué aprendieron hoy y para qué sirve. Realmente me sorprendieron con sus respuestas. En resumen -y uniendo las respuestas de ellos-, dijeron que habían repasado vocabulario sobre comidas (food), aprendieron nombres de frutas (fruits) y a pronunciar mejor las palabras. Mencionaron que les servirá para hablar con extranjeros o cuando vayan a Estados Unidos o cuando hagan negocios de venta de fruta con otros países!!!!
  • Me gustó cuando en un curso pude ir más allá del vocabulario, ya que pudieron crear oraciones con las palabras aprendidas. Lo mejor fue cuando hoy un alumno, de repente, me dijo; “Tengo una oración”. Le di la oportunidad y tocando su pecho dijo “You” (le corregí que correspondía decir “I”)… Él prosiguió diciendo “I want milk with banana”. ¡Yo quiero leche con plátano! Genial. Relacionó un concepto de la clase anterior (milk = leche), con una de la clase de hoy (banana). Me encantan esas iniciativas y esa capacidad para establecer relaciones.
  • En la clase de 2° de hoy, pasó otra situación interesante. Estuvimos aprendiendo animales, con apoyo de un video. Nos centramos en 7 animales, con sus nombres en español y en inglés. Yo exploré la idea de contar historias en español, incluyendo nombres de animales en inglés. También tenía escritos los números del 1 al 10 en el pizarrón, así que incluía números y algún color en mis historias. Era divertido para ellos y para mí. Por ejemplo, les conté que una vez iba en un camino rural en el sur de Chile y de pronto vi a una snake (culebra); o que cuando era niño, un bull (toro) se arrancó del matadero y pasó al lado de nosotros; o que en una casa que desmantelamos encontramos “one mouse” (ellos me traducían: ¡1 ratón!) y después apareció otro y otro hasta que sumaron 10 ratones muertos y secos entre las paredes.
  • Llegó un momento en que niños y niñas quisieron contar sus propias historias. Les fui pidiendo que pasen adelante y las narren a los demás, pero incluyendo las palabras aprendidas en inglés. Así, el primero contó que su papá estaba frente a un toro (¿un qué?… “un bull”) y como tenía una parka red, se la sacó para no correr peligro. Después una niña contó que en su casa pillaron un ratón (¿un qué?)… pillaron un mouse que era de este porte y que lo espantaron con una escoba. Estos niños son muy lindos y aunque solo unos 5 contaron sus experiencias, otros no alcanzaron porque llegó la hora del recreo… pero sabían que estábamos en el cierre de la clase y que en cualquier minuto se iba a acabar el tiempo.
  • Así llegamos al final y cuando nos despedimos, un niño me dijo “Usted es un muy buen profesor de inglés”. ¡Gracias por el estímulo para seguir aprendiendo y para prepararme para enseñar mejor!
Santiago Castro Leguizamón

Santiago Castro Leguizamón

Profesor básico

Comparte el artículo

Deja un comentario