icono de blog Profesor Bandurria

Profesor Bandurria

icono de blog Profesor Bandurria

Profesor Bandurria

Lectura rítmica para niños

lectura rítmica para niños

No tenía pensado estar enseñando lectura rítmica este año en mi colegio, pero así se han dado las cosas. Como respuesta, lo que he hecho ha sido capacitarme primeramente yo mismo, para poder enseñar de mejor forma a mis estudiantes.

En esta búsqueda encontré algunos canales de Youtube que realmente me han inspirado bastante. He conocido desde lejos a profesores geniales, que han logrado muchísimo tras haber superado toda suerte de contratiempos. Ya sabes… me gustaría ser como ellos.

Mientras tanto, voy dando mis primeros pasos como profesor de música en esta nueva etapa de mi vida. En esta ocasión te quiero compartir la hermosa experiencia que tuve en una clase de ayer, con 5° básico (niños y niñas de aproximadamente 10 años).

En una primera instancia, les presenté el siguiente video que contiene una evaluación rítmica. Supongo que fue creado para niños más pequeños, pero como mis alumnos han “perdido” dos años de clases de música debido a la pandemia, estuvo bien que partieran con esto. Para casi todos era algo nuevo, pero fueron aprendiendo de a poco.

En una segunda etapa de la clase, pasamos a leer figuras musicales propiamente tales, con apoyo de un nuevo video. De este modo, ya no leían CA-SA cuando se trataba de dos corcheas, ni leían PEZ cuando veían una negra, ni leían CHO-CO-LA-TE cuando estaban frente a 4 semicorcheas.

Siempre marcaban el ritmo con golpes de palmas o con golpes de dos dedos sobre una palma (cuando quedaban adoloridas sus manos de tanto palmear). A veces se equivocaban y partíamos de nuevo. Practicamos muchas veces. Para ello un alumno controlaba el computador para pausar o volver a empezar el video.

Hice juegos con ellos: ahora esta fila… esta otra… ahora todos, etc. En un instante detuve la actividad para preguntarles: ¿les parece difícil? Y me sorprendió la respuesta de un alumno a quien yo había visto que se descoordinaba al leer las semicorcheas. Él dijo con una gran sonrisa “es un poco difícil, pero es entretenido”. ¡Qué bien!

Seguimos y seguimos, y cuando completaron toda la secuencia de manera notoriamente mejor, ellos espontáneamente irrumpieron con un efusivo APLAUSO. ¡Me hubiera gustado que los hubieras visto tú mismo!

Así estuvo esta clase, de tan solo 45 minutos de duración. Fue especial para ellos y para mí. Recuerdo que al despedirse, un alumno me agradeció porque había aprendido Lectura Rítmica. Osea, objetivo de aprendizaje LOGRADO.

Al escribir esta entrada de mi blog, tuve curiosidad por saber de qué obra es parte este fragmento que estuvimos practicando. Y con sorpresa me enteré que se trata de la Sinfonía Nº 94 de Hadyn, denominada “Sorpresa”. Les dejo un video y me despido, soñando con que alguno de mis alumnos o alumnas llegue a formar parte de una preciosa orquesta, y que llegue a honrar a Dios con la música, como lo hizo el propio Haydn, doscientos años atrás.

Santiago Castro Leguizamón

Santiago Castro Leguizamón

Profesor básico

Comparte el artículo

Deja un comentario